EL SILBATO DE CONTRAMAESTRE

 

El silbato de contramaestre, fue en otros tiempos el único método (además de la voz humana, de transmitir órdenes a los tripulantes a bordo; hoy existen sofisticados sistemas de comunicación, pero los buques escuela de todo el mundo (entre ellos la fragata "libertad"), conservan la tradición.

El contramaestre era el oficial a cargo del velamen y la maniobra, por lo que era la persona a bordo que necesitaba dar órdenes más frecuentemente que otros oficiales, y asi el silbato tomó su nombre.

En los viejos tiempos los tripulantes eran entrenados rigurosamente, casi como perros ovejeros, para responder inmediatamente a las indicaciones del silbato.

En el mar, en momentos de peligro, en tormentas y vendavales, la tripulación escuchaba los agudos tonos del silbato y reaccionaba sin demora. Una orden vocal, en cambio se hubiera perdido entre el sonido de los vientos bramadores y las embestidas de las olas.

Instrucciones para izar velas, virar o cazar cabos eran realizadas por diferentes notas. Es sabido que los esclavos de las galeras de roma y grecia, mantenían la remada con el sonido de un silbato similar al del contramaestre.

Fue utilizado primeramente en buques ingleses en el siglo xiii durante las cruzadas. Luego el silbato común de mando fue hecho en plata y cada oficial tenía el suyo.

Cada parte del silbato tiene un nombre náutico. La bolita se llama "boya, la boquilla es el "cañón", y el cuerpo se llama "quilla".

El silbato debe sostenerse entre el dedo índice y el pulgar, la parte de la boya reposa sobre la palma de la mano y los dedos cerrados sobre el cañón. Se tiene que tener cuidado de no obstruir el orificio de la boya o el final del cañón para no bloquear el sonido. Hay dos notas principales: la alta y la baja, y hay tres tonos: el normal, el gorjeo y el trino. De manera que con las combinaciones de sonidos podían (de acuerdo a un código establecido) armarse todas las órdenes necesarias e incluso los nombres de cada uno de los tripulantes (cada uno tenía su nombre a través de ciertas combinaciones de sonidos del silbato)

La nota normal se efectua soplando parejo en la boca del cañón sin obstruir el agujero de la boya con los dedos. La nota normal alta se produce regulando la salida de aire. Esto se hace envolviendo los dedos sobre la boya y teniendo en cuenta que no se debe obstruir en nada el orificio de la boya.

El gorjeo se obtiene soplando una serie de vibraciones, obteniéndose un resultado parecido al canto de un canario. El trino se logra haciendo vibrar la lengua como pronunciando la letra r (rrrrr) mientras se sopla. Ahora se entiende mejor porqué la navegación es un arte, ¿no?