GOMONES Y SEMIRRÍGIDOS

 

Informe sobre Gomones y Semirrígidos

Se pueden utilizar con habilitación de Conductor Náutico o Timonel Motor

Estas embarcaciones permiten la práctica del wakeboard y ski acuático, que podrán ser encaradas desde las más tierna edad (siempre bajo la supervisión de un mayor).

Son embarcaciones seguras, veloces, que permiten navegar en "casi" todas partes y con cualquier profundidad.

El primero en aparecer fue el gomón, inventado por los franceses en la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de rescatar náufragos de embarcaciones hundidas, inclusive con malas condiciones del mar. El gomón construído con tela engomada o PVC, es totalmente plegable, transportable, liviano, y soporta una carga encima equivalente a diez veces su propio peso.

Luego aparece el semirrígido, cuya principal desventaja con respecto al gomón es que no es desarmable, mientras que su principal ventaja es su casco rígido en forma de "V" que le otorga mucho mejores condiciones de navegación (maniobrabilidad y velocidad).

Estas embarcaciones son insumergibles. Tiene pontones de 60 cm. De diámetro (aproximadamente), que tienen varios compartimientos estancos con válvula de seguridad.
En caso de rotura del casco (de plástico), los pontones del semirrígido mantendrán la embarcación a flote. En caso de pinchadura de algún pontón es el casco (y los demás pontones), los que aseguran la flotación. (Se podría llenar un semirrígido con agua y continuaría navegando, por supuesto que lentamente debido al sobrepeso. Mientras que una lancha convencional cargada de agua se hundiría)

Estas embarcaciones al ser tan livianas, no precisan motores tan potentes como una lancha de igual eslora, lo que redunda en un ahorro de combustible.

En caso de pinchadura o rotura de un pontón, es aconsejable no emparchar uno mismo el material con el kit de reparaciones, ya que estos parches desvalorizarán nuestro gomón o semirrígido. Lo más conveniente será visitar al fabricante quien se encargará de repararlo sin que quede ningún vestigio del accidente.

Estas embarcaciones tienen gran versatilidad de usos. Por ejemplo, son utilizados semirrígidos de más de diez metros de eslora y tres de manga (con capacidad para más de treinta personas), en los avistajes de ballenas o en Cataratas del Iguazú.