FRAGATA SARMIENTO

La visita a la Fragata Sarmiento nos traslada al pasado, donde compatriotas llegaban de todos los rincones de nuestro país para formar parte de la tripulación de este buque escuela, navegando por todo el mundo, enorgulleciéndose de enarbolar el pabellón nacional en la inmensidad del mar y en los más importantes puertos de la tierra.

Hay que tener en cuenta que la Fragata Sarmiento (al igual que hoy lo es la Fragata Libertad), fue una verdadera embajada flotante de nuestro país en todos los rincones del mundo, permitiendo el estrechamiento de lazos con muchos países y siendo visitada por numerosas personalidades, presidentes y altas autoridades

Y téngase en cuenta de que estas travesías no estaban acompañadas de comodidades, sino que las cosas se hacían a fuerza de trabajo duro y sacrificio, reflejado claramente por el personal de las calderas, donde no se podía permanecer largo tiempo debido a la temperatura de las mismas, que llegaban a sobrepasar abiertamente los 60º C, y el espacio en el que se movían no llegaba a un metro de ancho; como los escoteros y demás tripulantes que debían trabajar sobre los mástiles para el establecimiento del velamen, todos tenían una función, que debían cumplir sin importar las condiciones meteorológicas.

Su nombre se debe a el Presidente Sarmiento, quien fue que la hizo construir, fundador también de la Escuela Naval. Su origen es de los Astilleros de Birkenhead, Inglaterra. Botada en 1897.

Contaba con un total de tripulación de 340 hombres. Realizo 37 viajes al exterior entre 1899 y 1938, para luego navegar en aguas nacionales entre 1939 y 1960.

Su superficie bélica era de 3.300 m² , constaba de 23 velas principales y 12 suplementarias. Su peso es de 2.700 toneladas y alcanzaba una velocidad de 11 nudos. El casco es de acero revestido de madera de teca y cobre. Su motor era Compound de 2000 HP, a carbón.

¿QUÉ PODEMOS VER EN LA VISITA?

RECORRIDO EXTERIOR:

Su eslora es de 85 mts. Manga 13 mts. Puntal 7 mts.

Recorriendo sus hermosas cubiertas de madera empezaremos nuestra visita

Toldilla: es la cubierta elevada en la popa del buque. Se encuentran tres ruedas de timón, una bitácora, el palo de Mesana , la lumbrera de la Cámara de Oficiales, el tambucho de la bajada del Comandante, la lumbrera de la Cámara del Comandante, el cabrestante, la sonda y en las bandas los cañones de 76 mm., taxímetros, etc.

Puente de Botes: se ven las embarcaciones menores, lanchas a remo, hongos de ventilación de las calderas, dos chimeneas que ventean el humo de la combustión del carbón en las calderas. Un poco más elevado el Puente de mando.

Castillo: es la cubierta elevada de proa. Se observan las anclas en su varadero y el pescante de gata para maniobrarlas, un cabrestante con sus espeques, la bandera de bauprés, y lanzado al espacio, el palo Bauprés con el botalón y redes para trabajar los gavieros con las velas foques, también puede verse el mascarón de proa (verdaderas obras de arte a las que estaban asociados estos barcos)

Velamen: todas las velas, con formas adecuadas para aprovechar la fuerza del viento. Sus nombres son Cuadras (rectangulares), Estays (triangulares), Cangrejos (trapezoidales), Cangreja (igual a la anterior, pero de mayor tamaño), Foque (triangulares).

RECORRIDO INTERIOR:

Se desarrolla por la cubierta baja. Se enfatiza la preservación originaria de la Camareta de Cadetes, para sus clases teóricas, las comidas y el descanso, de los camarotes de Oficiales rodeando la Cámara Baja, al ser similares, hay uno en exhibición, y del Compartimento del Timón, con sus mecanismos manual y mecánico.

El pasadizo de Máquinas, permite pasar a las Salas de Máquina de Vapor y Calderas, se baja a la cubierta inferior.

Otro, el pasadizo de la Galería de Homenajes, reúne las placas de bronce, medallas, y poemas, dedicados al buque escuela. En ambos pasadizos se ven las puestas de los camarotes de los suboficiales, actualmente ocupado por los que preservan el buque, con los mismos cargos de Contramaestre, Averías, Carpintería, Electricidad, Enfermero, Peluquero, Cocinero, etc., como cuando la Fragata navegaba.

El sollado 3, es el gran local donde se alojaban la mayor parte de la dotación, colgando los coys (hamacas) para el descanso o armado de mesas.

También a lo largo de sus travesías la nave tuvo mascotas, una de las cuales fue un gran perro lanudo, que también puede ser visto embalsamado durante la visita (también durante otra época tuvo como mascota...¡a un cachorro de oso!)

También pueden observarse numerosas fotos correspondientes a distintas travesías, y a los distintos capitanes y tripulaciones.

Puede observarse ropa de la época e instrumental de navegación.

También se pueden conocer muchas anécdotas muy interesantes, como que el tango "La Morocha" tuvo mucho que ver con la fragata.....

Realmente tenemos el privilegio de poder visitar un muy bien mantenido museo naval que tiene más de un siglo -ciento cinco años- de historias para compartir, y que además flota en un lugar de la ciudad tan agradable de visitar como el Dique 3 de Puerto Madero

VISITAS: Todos los días de 9 a 22 hs. Se paga entrada de dos pesos.

La Escuela de Navegación de la Universidad Católica Argentina, tendrá visitas guiadas sin costo adicional alguno, de las que podrán participar todos los interesados.